Hipnosis para la mujer

Alimentar tu mente con pensamientos positivos: Es tener SALUD

Imagina tu mente como un frondoso árbol. La vida del árbol se apoya en su sistema de raíces, que están invisibles y enterradas en el suelo. El crecimiento de los árboles no se efectúa por sus numerosas ramas, ramitas y hojas, ni por las flores ni sus frutos. Si las raíces no reciben el alimento adecuado, se mueren y se pudren, matando el árbol. Es análogo a nosotros los seres humanos. Si no se alimenta nuestro ser interno de manera adecuada, con pensamientos positivos y constructivos, con un diálogo interno adecuado, con visualizaciones de salud y prosperidad, estamos provocando que el árbol de nuestra vida comience a enfermarse y a morirse prematuramente.

Nuestro carácter y nuestra belleza se manifiestan en nuestros pensamientos y acciones. A través de pensamientos y acciones de amor y bondad, alejamos de nuestra vida el egoísmo, la impaciencia, la duda, el resentimiento, el prejuicio, el desprecio y toda otra emoción negativa y perturbadora. Así alimentamos nuestro sistema de raíces para crecer de manera sana y hermosa en todos los aspectos de la vida. Su calidad de vida mejora y, por lo tanto, mejora la familia, su comunicad y el mundo que le rodea.

Esto se logra rápidamente con ayuda de la hipnosis. Siendo una poderosa herramienta que fortalece todas las cualidades y virtudes que permanecen dentro de ti, en tu mente profunda en potencia, reordena tus recursos personales y los despliega a favor de todos los objetivos que te propongas para mejorar tu calidad de vida.
La hipnosis está presente en la vida cotidiana de toda persona desde su nacimiento, es un mecanismo natural y común, por lo tanto: ¡siempre funciona!

Consuelo Foster

Basado en un artículo del Profesor Sergio Valdivia Correa