Hipnosis para la mujer

Programarse a modo positivo

Actitud positiva

Cierto tipo de pensamientos se convierten en grandes limitadores porque no nos dejan actuar y nos paralizan. Muchas veces son ideas que hemos venido repitiendo sin saber por qué. Ideas que escuchas de otras personas y la repetición y el tiempo las han convertido en dichos populares que no son más que mentiras revestidas de una fina capa de algo que se asemeja a la verdad.

Un ejemplo de esto es la tan común idea de: “Yo soy una persona realista”. ¿Sí, ves? Si le preguntas a una persona positiva si ella es optimista, con seguridad te dirá que sí. No obstante, si le preguntas a una persona negativa si ella es pesimista, seguramente te responderá algo así: “Yo no soy pesimista, yo simplemente soy realista”. Si te das cuenta, éste es un pensamiento que no sólo te impide ver tu propio pesimismo, sino que programa qué logras ver y no ver del mundo que te rodea.

El pesimista vive en un mundo negativo y deprimente, mientras que el optimista vive en un mundo positivo y lleno de oportunidades. Sin embargo, los dos están viviendo en el mismo mundo. Las diferencias que ellos observan son sólo el resultado de sus pensamientos dominantes.

Los pesimistas, por ejemplo, tienden a reaccionar negativamente, ante todo, casi de manera automática. Su visión de la vida y sus expectativas son casi siempre pobres. No obstante, ningún bebé nace con una actitud negativa, éste es un comportamiento aprendido o socialmente condicionado por el medio. Todos los días programamos nuestra mente para el éxito o para el fracaso, muchas veces de manera inconsciente.

La buena noticia es que si en el pasado hemos permitido que nuestro entorno, o aquellas personas que se encuentran a nuestro alrededor, nos hayan condicionado para el fracaso, hoy podemos cambiar de actitud y reprogramar nuestra mente para el éxito.

La terapia con hipnosis es una gran herramienta para crear un cambio real en nuestras vidas y que hoy está al alcance de tu mano. Es una alternativa viable, rápida en comparación a cualquier otra terapia y con fundamentos científicos, lo que la convierte en una poderosa herramienta que fortalece todas las cualidades y virtudes que permanecen dentro de ti, en tu mente profunda en potencia. Reordena tus recursos personales y los despliega a favor de todos los objetivos que te propongas para mejorar tu calidad de vida.

La hipnosis está presente en la vida cotidiana de toda persona desde su nacimiento, es un mecanismo natural y común, por lo tanto: ¡funciona!

Connie Foster, basado en un artículo del Prof. Sergio Valdivia.