Hipnosis para la mujer

¿Qué es la hipnosis?

La hipnosis es un proceso completamente natural y presente en la vida diaria de toda persona desde que nace. Es un estado mental caracterizado por una quietud de la mente consciente permitiendo una mayor expresión y comunicación con la mente inconsciente.

Las terapias con hipnosis son un método muy rápido para producir efectos, aun cuando no sea instantánea y requiera un proceso. Sus resultados son efectivos. Actúa directamente en el inconsciente, que es la parte de la mente que gobierna toda nuestra vida, nuestros mecanismos de supervivencia y de salud.

Recuerde que es su propia mente la que aceptando las ideas, iniciará la transformación. Toda hipnosis es siempre una autohipnosis y el terapeuta es un facilitador para que este proceso se realice bien y seguro.

A su alrededor encontrará muchísimas historias por parte de familiares, amigos o conocidos de sanaciones mediante alguna terapia complementaria o alternativa. O que se sanaron consumiendo determinadas hierbas o usando magnetismo u otro recurso. En la mayoría de los casos será fácil encontrar que no tienen ningún fundamento científico y que no hay ninguna prueba seria de sus efectos positivos. Sin embargo, muchas personas se recuperan de enfermedades. ¿Por qué sucede esto?

El convencimiento que determinado método podrá sanar activa el propio poder autocurativo que toda persona tiene. Este poder reside en la mente profunda, en el inconsciente. El imaginarse y sentir que se está mejorando es un fuerte mensaje a nuestros mecanismos más íntimos de supervivencia, son mensajes que constituyen órdenes para el inconsciente. Es en nuestro estrato más profundo de la mente donde están los procesos automáticos y homeostáticos que nos han permitido la supervivencia como especie. Dejamos a la mente inconsciente y al sistema nervioso autónomo el manejo de nuestra salud y de nuestra vida, porque conscientemente no podemos atender a esos procesos.

Estas terapias complementarias, debido a que la mayoría no modifica realmente la causa de una enfermedad, no producen buenos resultados en muchas personas. Si se carece de la fuerte creencia que resultará, no hay mensaje al inconsciente.

Sin embargo, es posible llegar con efectividad con estos mensajes y órdenes para que el organismo se fortalezca, mejore sus equilibrios internos y se active el sistema inmunológico. Se puede hacer con la hipnosis y la autohipnosis, porque es una técnica que actúa directamente sobre los estratos más profundos de la mente. Y además, en este caso, no depende de la creencia o confianza en el método: la hipnosis simplemente actúa porque la mente funciona así. La hipnosis está presente en la vida cotidiana de toda persona desde su nacimiento. Es un mecanismo natural y común.

Tenemos dentro de nosotros un mecanismo inteligente que mantiene nuestras funciones y que procura automáticamente establecer las regulaciones para combatir los agentes patógenos y evitar las enfermedades.

La gente busca continuamente respuestas en el exterior luchando contra la frustración y la impaciencia cuando éstas no llegan. La solución a muchas situaciones está dentro de sí, dentro de la poderosa mente. Allí está el genio interior a disposición y cuando se le invoca los problemas se desvanecen con facilidad. Y al mismo tiempo, se va adquiriendo comprensión y aceptación de las situaciones que antes parecían tan abrumadoras.